Epístolas Surianas

Coronavirus, evitar el contagio…

De Julio Ayala Carlos

Coronavirus, evitar el contagio…

Periodismo

Julio 13, 2020 21:51 hrs.
Periodismo Estados › México Guerrero
De Julio Ayala Carlos › guerrerohabla.com


(Carta a Don Héctor)


GUERRERO, CIERTAMENTE, SE ENCUENTRA EN EL LÍMITE entre los semáforos naranja y rojo de la pandemia del coronavirus que azota al país, de tal forma que si no paran o se controlan los contagios, las actividades, incluidas las económicas que hoy están permitidas, se verían afectadas, y por supuesto el confinamiento de las personas volvería a ser lo normal.

Ciertamente el gobierno del estado, y el gobernador en particular, han hecho más allá de lo humanamente posible con el fin de que en Guerrero se prevenga el contagio, se atienda a los enfermos y se combata el virus, pero al pasar de rojo a naranja, lo que se tradujo en el reinicio de ciertas actividades, los casos se han incrementado.

Y es que, a pesar de los llamados de las autoridades a continuar con las medidas de prevención, para evitar el contagio del coronavirus, la población, y más aquella que no ha hecho mucho caso a la pandemia, se ha olvidado del lavado de manos, del estornudar correctamente, el evitar el contacto directo, y el guardar la sana distancia, hasta el evitar acudir a lugares concurridos, lo que ha ocasionado un incremento de los casos.

Hay que decirlo. El haber pasado de rojo a naranja, no significa, ni significaba que dejaran de tomarse las medidas de prevención, o de que el coronavirus haya desaparecido. Lo que significa, hay que puntualizarlo, es que se podía relajar el confinamiento de personas para realizar ciertas actividades, pero con las medidas pertinentes de prevención.

Sin embargo, al dejarse de lado, y al salir la población en masa a lugares con un alto grado de contaminación, los casos se han disparado y por supuesto la posibilidad de incremento de las defunciones. En consecuencia, si continúan a la alza los contagios, se corre el riesgo de que se vuelva al color rojo, y por lo tanto, las actividades que hoy están permitidas, serán canceladas, lo cual a nadie conviene.

Como hemos dicho, las autoridades estatales y municipales han hecho todo lo que está a su alcance, incluso más allá, y una prueba de ello es que tanto el gobernador Héctor Astudillo Flores, como algunos alcaldes, están bien evaluados por la población de acuerdo a encuestadoras de prestigio, de tal forma que la responsabilidad por el alza en el número de casos es responsabilidad de la población.

Es triste decirlo, pero el que hoy Guerrero esté en los límites entre el color naranja y el rojo es de quienes se olvidaron de mantener las medidas de prevención, es decir, de la propia población que no entiende, o no quiere entender, que el coronavirus seguirá presente, incluso más allá si finalmente se consigue una vacuna para prevenirlo.

No se trata, ciertamente, de exculpar a las autoridades estatales y municipales del incremento en el caso de contagios, a raíz de que se decretó para Guerrero el color naranja del semáforo epidemiológico, pero es un hecho que a raíz de ello la población relajó las medidas de prevención para evitar el contagio, y aún más, salió masivamente a la calle y ha abarrotado espacios públicos como los mercados, que son focos con alto grado de contaminación.

Por supuesto, es y sigue siendo obligación de las autoridades hacer todo lo posible para evitar el contagio del coronavirus y atender y curar a los enfermos, pero también es responsabilidad de la población hacer caso y llevar a cabo las medidas de prevención para frenar la pandemia. No hacerlo, ciertamente, no solo raya en la irresponsabilidad, sino en la mezquindad personal.

Reitero. No solo se trata de la prevención personal, sino colectiva. Si se protege uno, se protege a la familia, a los vecinos, a la colonia o el barrio, y en suma, a toda la población. En consecuencia, el llamado es a continuar hacer caso a las medidas preventivas que finalmente redundará en beneficio de todos.

En el color amarillo, hay que decirlo, se trata de poder realizar ciertas actividades al aire libre, pero sin olvidar las medidas de prevención. No hacerlo, como está ocurriendo en su gran mayoría, ha ocasionado que se incrementen los casos de coronavirus y se regrese al color rojo, es decir, a como estábamos antes.

Sin duda, bien vale un esfuerzo. Sigamos haciendo uso de las medidas de protección para no contagiarse y ser parte de las estadísticas del coronavirus, incluyendo las defunciones.

Por cierto, bien vale seguir haciendo las pruebas para detectar los casos de contagio, aunque los peligrosos son aquellas personas que si bien son portadoras del virus, no presentan ninguno de los síntomas que demuestren que tienen coronavirus.

Comentarios: julio651220@hotmail.com


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.