Zulema se bañaba en Las Glorias, Guasave, cuando descubrió el cuerpo de José Abel - La joven narró que el encuentro del joven mochitense ahogado fue fortuito, pues ella se encontraba en la zona con la familia, para pasar un rato agradable. - Guasave - reporterohd.mx

Zulema se bañaba en Las Glorias, Guasave, cuando descubrió el cuerpo de José Abel


La joven narró que el encuentro del joven mochitense ahogado fue fortuito, pues ella se encontraba en la zona con la familia, para pasar un rato agradable.

Zulema se bañaba en Las Glorias, Guasave, cuando descubrió el cuerpo de José Abel

Seguridad

Mayo 19, 2021 21:43 hrs.
Seguridad Municipios › México Sinaloa / Guasave
Reportero HD › Reportero HD

WWW.REPORTEROHD.MX

Con información de 5topoder.

Guasave, Sinaloa.– Zulema López y su familia fueron a disfrutar de playa Las Glorias, parte de su familia tenía ya mucho tiempo sin ver el mar y estando en Guasave, aprovecharon para visitar el balneario, el lunes por la tarde, lo que nunca pensó la joven, es que le tocaría rescatar el cuerpo de José Abel, el joven mochitense que desapareció desde el pasado domingo en la misma playa.

Con voz muy tranquila, a veces entre cortada y pensativa, Zulema narró cómo fue que vivió ese momento en el que ella se bañaba en el mar cuando se encontró con el cuerpo del joven, flotando, a disposición de las olas y corrientes marítimas, además de la odisea que tuvieron que hacer para rescatar el cuerpo, entre ella y su hermano, antes de que las corrientes se lo llevará de nuevo mar a dentro.

’Íbamos en familia a disfrutar de la playa, incluso, iban unas primas mías que vienen de paseo y que tenían mucho tiempo sin ver el mar. Yo le tengo mucho respeto al mar, de echo fui la única que se metió hasta donde revientan las olas. Veo primero algo así como un globo, como una bola, me vuelvo a sambutir en la ola y ya veo que era una persona, que se andaba bañando, que andaba flotando igual que yo, pensé, pero al mismo tiempo me llamó la atención y me le quedé viendo porque ya era mucho tiempo, entonces, me quedó para ver si sale, pero no sale, el mar se lo estaba llevando para adentro y más adentro, entonces le hablo a mi familia y ya se metió mi hermano a ayudarme’.

’Yo sentía que el muchacho me decía ¡ayúdame, no me dejes! Porque entre sí, yo también pensaba que mi vida también corría peligro porque las olas estaban muy fuertes, el mar estaba muy fuerte y creo yo que es mejor que nadie se meta a bañar ahorita’.

’Yo miraba a mi hermano desesperado por querer sacarlo, pero el mar se lo estaba llevando, de hecho, nos los alejo como unos 100 metros, más o menores, hacía adentro. Ahí estuvimos buen rato, hasta que el mar nos lo volvió a acercar, de hecho, corrimos peligro porque no tocábamos fondo, no tocábamos las arenas, hasta que pudimos sacarlo a jalones y con la ayuda de las mismas olas que lo empujaban cuando reventaban’.

’Yo no quise voltear a verle la cara, empezó la gente a acercarse y por respeto no quise voltear a verlo, pero, por otro lado, me siento tranquila, feliz de haber colaborado para que una familia tenga paz en su corazón, porque muchas veces el mar se los lleva y nunca se sabe de la persona y en sí, si me hubiera asustado y lo hubiera dejado, el mar se lo hubiera tragado porque lo estaba metiendo más para adentro y en ese lugar no había nadie más que nosotros o si hubiéramos hablado, de aquí a que fueran y lo buscaran pues a lo mejor ya no hubiera estado, por eso actuamos nosotros’.

Zulema López platicó sentirse satisfecha, pues ahora la familia estará más tranquila, pues pudo velarlo y tendrá un lugar a donde llevarle flores cuando lo recuerden.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.